Economía de ahorro

Consejos para gastar poco

Cómo aprender bricolaje

Cuando nos mudamos a nuestra primera casa, la emoción nos embarga, sin embargo una casa nueva suele conllevar trabajo manual constante.

No todo estará en perfectas condiciones, y deberas hacer varios arreglos y reparaciones, además de mejorar lo que necesites.
Si vas a hacerlas tu mismo y no eres un manitas, seguro que no sabrás por donde empezar.

Cómo aprender bricolaje

Tú eres el responsable de su mantenimiento y conservación pero ¿Sabes que herramientas necesitas y cómo usarlas? ¿Cómo puedes realizar estas reparaciones de forma segura, sin tener un accidente y sin destruir la casa?

No te preocupes, hay un montón de maneras de conseguir las habilidades necesarias para poder arreglar y reparar tu nuevo hogar e incluso hacer mejoras. ¿Dónde puedes adquirir estas habilidades?

Visita una ferretería de confianza o una franquicia local de herramientas y bricolaje.

La mayoría de las ferreterías, especialmente las grandes cadenas nacionales como Leroy Merlin o Bricomart, imparten clases y talleres diseñados para ayudar a los manitas a que se sientan cómodos realizando el trabajo en casa, haciendo sus propias mejoras y realizar arreglos sin tener que gastar dinero llamando a un fontanero, carpintero o pintor.

Por ejemplo, te enseñan a instalar molduras decorativas, poner papel pintado en las paredes y demás cosas.
Lo malo es que las clases suelen durar poco y el contenido no es muy profundo para que ya seas un experto, pero es un buen punto de partida.

Además, son buenos lugares para conseguir una caja de herramientas de bricolaje completa si es que no tienes ya la tuya.

La tecnología es tu aliada

No subestimes el poder de internet. Hay un montón de gente dispuesta a enseñarte como se hacen las cosas, a veces mal y a veces bien.
Tienes que buscar hasta encontrar webs o vídeos verdaderamente útiles y provechosos, empieza por ejemplo en YouTube.

Echa un vistazo a los tutoriales y guías de cómo hacerlo en sitios de buena reputación.
Las grandes cadenas antes mencionadas tienen también es sus páginas webs vídeos de como instalar sus productos.

Si ves un vídeo de como reemplazar un grifo, por ejemplo, mira otros vídeos adicionales y asegúrate de que lo que están haciendo es aplicable a tu situación.

Ser voluntario en un proyecto de construcción

Otra buena manera de obtener experiencia práctica en proyectos de mejoras para el hogar es ser voluntario en proyectos de construcción o remodelación.

En algunos casos, será la construcción de una casa desde los cimientos, otras veces será en el interior o poniendo los toques finales a la cocina, el baño o los dormitorios.

Así, además de hacer una gran obra para la comunidad, aprenderás otras habilidades y mejoraras las que ya sabes.

Ayudar a tus amigos a arreglar su casa

La forma más rápida de obtener experiencia práctica, es ayudar a hacerlo a otra persona, ¡y que mejor que los amigos!
Con suerte, podrás aprender muchas habilidades y tendrás un amigo que estará dispuesto a echarte una mano cuando sea tu turno.