Economía de ahorro

Consejos para gastar poco

Cómo alimentarse con poco dinero

Mantener a flote a una familia puede ser complicado. Buena parte del presupuesto semanal se va en alimentación. Saber qué recetas preparar y qué ingredientes comprar a buen precio es una buena manera de recortar un poco el gasto. La nutrición es la parte en que no debemos escatimar, sin embargo muchos alimentos sanos no son caros y es factible comer bien con un presupuesto ajustado.

Algunas ONG han llegado a alarmar afirmando que en España uno de cada cuatro niños está en riesgo de pobreza. Esa afirmación es a todas luces falsa. El término completo que usa la ONG es "riesgo de pobreza o exclusión social". Para entrar en esa categoría basta con que el niño cumpla algún requisito como "no poder permitirse una semana de vacaciones al año o tener un coche propio." Muchas familias lo pasan mal, sin que eso haga correcto decir que están en riesgo de pobreza.

Cómo alimentarse con poco dinero

Algunas ONGs prefieren exagerar en sus conclusiones con tal de acaparar más titulares y visibilidad. En cualquier caso, en este artículo vamos a hablar sobre cómo cocinar platos nutritivos y baratos.

Desayuno sencillo y saludable: avena
. Una bolsa de avena de buen tamaño cuesta muy poco dinero. Sobretodo si esquivas las "bio", que aunque tienen diferente cultivo al final son prácticamente lo mismo. Lo ideal es combinar la avena con algo de fruta de temporada (más barata). Cortamos unos cuantos pedazos pequeños de fruta, lo mezclamos con abundante avena, ponemos todo en un bol y echamos un poco de leche. Con eso tienes un desayuno barato y muy nutritivo.

A la hora de elegir la fruta, los plátanos son siempre una opción barata. Otra opción son las frutas congeladas, así nos aseguramos de no desperdiciar ninguna pieza.

Otro desayuno: pan tostado con algo de queso y fruta
. Al igual que el anterior, el ingrediente base es el pan tostado. Se puede comprar un saco con muchas porciones de pan tostado por menos de 2 euros. Seleccionamos un queso sencillo de sabor suave, y nuevamente aprovechamos la fruta para añadir sabor y nutrientes a nuestro desayuno.

Albóndigas.
La carne picada para hacer albóndigas es también bastante económica. Mi consejo es que os fijéis en la cantidad de carne que viene, ya que normalmente se mezcla con puré de guisantes y otros ingredientes para abaratarlo. Aunque se vende como "carne picada", realmente lleva más ingredientes. hay bastante diferencia entre la que venden en un supermercado y en otro. He visto casos donde solo un 65% era carne, y otros donde era el 90%. Aunque claro, se nota la diferencia también en el precio. En cualquier caso, hacer albóndigas es relativamente sencillo y barato. Mis favoritas son las albóndigas con tomate y las albóndigas a la jardinera. Os dejo una receta: https://albondigasensalsa.es/albondigas-a-la-jardinera/

Otra ventaja es que se pueden congelar. Así que si hay una oferta de carne picada, se aprovecha para hacer una buena cantidad y las congelamos. Así sacamos más partido a nuestro dinero.

Judias blancas
Las judías blancas (o alubias) es una de esas comidas fáciles y baratas que a casi todo el mundo le encantan, y un plato básico de muchas culturas. Esta receta solo requiere un puñado de ingredientes baratos, pero está llena de sabor. S los niños también les suele gustar, así que otro punto a favor de cocinas unas ricas judías. Para hacerlas más nutritivas añadimos unas cuantas verduras. Esta receta explica cómo se cocina paso a paso: https://judiasblancas.com/judias-blancas-verduras/

Chili con carne
Si te gusta el aroma de un guiso sabroso y picante, te va a gustar hacer una olla grande de chile con carne. Los frijoles y el tomate en lata están a la venta por poco dinero. Esa es la base de la receta. Luego añadimos unas verduras que en ese momento estén a buen precio, especias y arroz. Y ya tendríamos el plato listo para servir.