Protege y arregla tu hogar

Bricolaje para tu casa

Problemas comunes en el jardín

Una casa con jardín tiene más problemas que una sin él. Hay sucesos imprevistos que no están en nuestras manos, pero que a veces ocurren, y ocasionan problemas que con un poco de maña podemos solucionar fácilmente sin acudir a profesionales. Estos son los problemas más comunes a los que nos podemos enfrentar:

Una valla se cae

Problemas comunes en el jardín

Una valla que ha tirado el viento fuerte o un árbol que se ha caído no es algo que quede bien estéticamente, pero además de la estética, puede causar otros problemas más serios si tenemos alguna mascota que está libre por el jardín, ya que se nos puede escapar.

Tendremos que mirar si este tipo de problema lo cubre nuestro seguro de hogar y lo pueden reparar ellos, pero si la valla está hecha de madera o el daño no es tan grande, es posible que lo podamos reparar nosotros mismos en menos tiempo, en lugar de presentar una reclamación y que tarden varios días en acudir a arreglarlo.

Si tenemos la suficiente fuerza, quitamos el árbol caído (que podemos utilizarlo para leña gratis) y recogemos los restos de la valla, especialmente las partes o piezas que puedan estar afilados o dentados. Para hacer esto correctamente, es posible tengamos que pedir prestado o comprar un detector de metales.

Inspeccionamos la valla y determinamos los materiales que son necesitan para arreglarla. Recuerda que la fuerza de la caída puede haber debilitado partes de la valla más allá de lo visiblemente dañado.

Una rama se rompe y crea un agujero en nuestro tejado u azotea

Desde luego que cuando una rama o un árbol se cae y se clava en nuestro tejado o azotea es para asustarse, y más si estás dormido. Después de comprobar que nadie haya resultado herido, limpiaremos todo lo que se ha roto y alrededor de donde el árbol o la rama entraron.

Usa una lona o un plástico grande para cubrir todo lo que no se puede mover de la habitación afectada. Comprueba si algún cable eléctrico, líneas telefónicas o tuberías de agua o de gas se han visto afectadas por el golpe.

Si está lloviendo o se va a poner en breve, coloca algunos calderos o recipientes grandes para recoger el agua que va a caer. Si hay algo cerca de la rama o el árbol quítalo antes de que se caiga por completo.

Saca varias fotografías de los daños lo antes posible para presentárselas al seguro y haz una lista de lo que ha resultado dañado o roto. Ponte en contacto con tu compañía de seguros inmediatamente, ya que tendrán que inspeccionar los daños. Por último, cubre el orificio con una lona.

Plagas en el jardín

Los insectos y mosquitos son la pesadilla de los amantes de la barbacoa al aire libre por todo el mundo.
Los antimosquitos en aerosol y los productos químicos para el césped normalmente si son efectivos y los repelen, pero siempre hay algún insecto que se abre camino hacia nuestro jardín para fastidiarnos.

Para reducir la aparición de mosquitos por nuestra cuenta, necesitamos eliminar la mayor cantidad de agua estancada que nos sea posible. Los canalones obstruidos son a menudo los culpables de que aparezcan los mosquitos, así que manténlos siempre limpios.

Las hiedras también son conocidas por albergar mosquitos, por lo que es posible que tengas que deshacerte de algunas plantas. Para los estanques pequeños, fuentes o juegos de agua, puedes colocar unos antimosquitos especiales para el agua. Estos incluyen una bacteria que es perjudicial para los mosquitos, pero no es tóxica para los humanos, los peces o las aves.

Si quieres una solución natural, rocía zumo de limón en los matorrales, arbustos y enredaderas, esto también los ahuyentará.