Protege y arregla tu hogar

Bricolaje para tu casa

La cocina de mis sueños

Para mí, la cocina es más que un espacio para hacer la comida y comer, es más bien la estancia donde paso más tiempo al día, y donde comparto tiempo con mi familia y amigos, sin duda un lugar donde paso buenos momentos, donde vivo.

Es por eso que ahora que vamos a cambiar de casa, quiero tener la cocina de mis sueños. Poder preparar en ella todos los dulces que quiero hacer, como la repostería que mencionan en DiarioYa, o crear nuevos y modernos platos que sorprendan a mis invitados.

La cocina de mis sueños

Donde recibir a mis amigos y celebrar una reunión todos juntos los sábados por la mañana. Mi cocina será realmente el verdadero corazón de la casa.

Después de tener una cocina a todo color durante tantos años (concretamente en un color azul eléctrico), quiero poner en mi nueva cocina colores más neutros y suaves. Parece que cuando te vas haciendo mayor prefieres los tonos blancos o tierra, y evitas los colores chillones que tanto te gustaban en la juventud.

Los armarios serán en color blanco o crudo, aunque a muchos no les gusta el blanco porque dicen que es muy sucio, pero del blanco seguro que no te cansas como yo me he cansado del azul.

El toque de color lo pondrán los accesorios y las herramientas, que me gustarían que fuesen en una variedad de tonos rojos. Por ejemplo, tengo la KitchenAid, el escurridor y el peso en color rojo, elementos que quiero dejar a la vista para decorar por sí solos.

Y los tiradores quiero que sean lo más pequeños posibles, mejor si son un pomo que los alargados, ya que son mucho más difíciles de limpiar.

Voy a utilizar cada centímetro de espacio de almacenamiento de manera inteligente, ahorrando todo el espacio que pueda. En una pared quiero poner varias baldas, o incluso una estantería completa para poder guardar todos los accesorios y menaje que tengo.

Mi cocina ideal tiene una isla en el centro con muchos armarios, para poder tener todo el espacio que quiero al cocinar. Y tres lámparas colgantes iluminarán este espacio.

El fregadero será de cerámica blanco, de esos que aparecen tanto en las cocinas americanas, sobresaliendo ligeramente de la encimera. Y el fregadero tendrá encima una ventana pequeña con unas bonitas vistas.

Hablando de la encimera, mi idea es utilizar una imitación a madera. Madera no porqué en la cocina hay mucha humedad y se estropearía enseguida con tanto uso.

Quiero dos hornos pequeños en vez de uno grande, porque la verdad es que se desperdicia mucho espacio y energía calentando algo tan grande. No puede faltar un microondas y una vitrocerámica.